Ene 28 2013

Se reinicia el Caso Security contra Juan, Freddy y Marcelo

El 25 de Enero del 2013 el tribunal Constitucional acepto reincorporar prueba que el juez de garantía que llevo la audiencia de preparación de juicio oral había desechado.

La prueba en particular que fue reincorporada –según lo señala la prensa- seria el testimonio de una mujer venezolana que presencio el asalto y ahora se encuentra fuera del país, junto con fotografía de los pórticos de una autopista por donde habrían pasado los autores del asalto. Ambas pruebas fueron desechadas por provenir de la fiscalía militar, pero el tribunal constitucional otorgo valides a las pruebas sacadas de este tribunal de guerra.
Es de esperar que en los próximos días se reanude la preparación de juicio oral que se encontraba paralizada hace 5 meses, desde el 30 de Agosto del 2012.
Luego de culminar la preparación de juicio oral, se vendría el juicio oral propiamente tal.

¡Solidaridad con Freddy Fuentevilla, Juan Aliste y Marcelo Villarroel!


Ene 24 2013

Se mantiene la prisión preventiva contra Juan Aliste y Freddy Fuentevilla, compas acusados en el Caso Security

El 21 de Enero se realizo una audiencia de revisión de medida cautelar en el 7 Juzgado de Garantía.

Recordemos que por su parte el compañero Freddy Fuentevilla lleva más de 3 años en prisión preventiva, desde el 15 de Diciembre del 2009 hasta la fecha. Mientras que el compañero Juan Aliste permanece también “esperando juicio” desde el 22 de Julio del 2010, mas de 2 años.

Tanto a Freddy como a Juan se los involucra directamente en la acusación respecto a la muerte de un policía a las afuera del banco. La causa judicial ha quedado paralizada desde el 30 de Agosto del 2012 tras una eterna e interminable apelación al Tribunal Constitucional.

EL tribunal rechazo cambiar la prisión preventiva, manteniéndose el compañero Juan Aliste en el modulo J de la Cárcel de Alta Seguridad y Freddy Fuentevilla en el modulo H-Norte, también del C.A.S.


Oct 17 2012

Escrito del compañero Juan Aliste a 5 años de iniciada la cacería en su contra

Recuerdo lo frío de aquella mañana de Octubre. No se me olvida la batería mercenaria de los medios de desinformación, legitimando imágenes tras un discurso. El mensaje fue claro y no hubo radio ni TV que no lo difundiera, se daba inicio así a la kaseria y muerte de unos cuantos rebeldes, libertarios y subversivos todos sin vuelta y felices dueños de nuestras vidas.

Esta vez no se trataba de más prisión y cárcel, la decisión develada y manifiesta apuntaba una vez más a nuestras vidas, al respiro de las ideas, apuntaba a la mirada cristalina de los actos donde nuestras vidas nada tienen que ver con el sometimiento, domesticación y control repudiando la miseria cotidiana de esta sociedad impuesta con el oxigeno de la resistencia permanente.

La prisión no saciaba la sed represiva y bestial de la administración burguesa, así lo demostraron en discursos y acciones. Tenían que aprovechar un escenario favorable “El asalto a un dispensador de miseria-banco- y la muerte de un guardián de los ricos-paco-. Permitía esto a la clase explotadora y sus guardianes policías pasar la cuenta a nuestra forma de vida cuyo continuo histórico nos situaba desde la dictadura como enemigos del Estado capitalista chileno. Todo indicaba aparecer en un pasaje, en una kalle, en una eskina, en el sur o en el norte, muertos a balazos policiales pagados por los ricos, nuestros cuerpos tendidos con un arma cerca de la mano mostrados en el morbo de una pantalla, en lo sensacionalista de una portada y en todos los titulares manoseados del Poder. Ellos su clase explotadora y dominante festejando en primera plana con sus dichos blindados de su verdad absoluta, dioses incuestionables pregonando: “Mueren en tiroteo terroristas culpables de la muerte de Moyano”.

Todo sin investigación, sin su mentado derecho a defensa, todo de facto, históricamente culpables. ¿A quien le importaría lo acaecido? Si lo dijo la tele, salió en el mercurio, lo señalo una presidenta que no aprendió nada de la muerte de su padre, lo reafirmo un coronel, lo sostiene el actual empresario que administra y vende chile. Quien va a cuestionar si la “verdad oficial” ya hablo sentenciando prometiendo escarmiento en la plaza publica en aras de su paz social.

El cazador esta vez no dio con nuestra sangre rebelde, el arma de la solidaridad trono en la voz de quienes si nos conocen, retumbo con fuerzas desde la casa de nuestrxs madres, padres, hermanxs y compañerxs. Por allá por la Villa Francia se escucho con preocupación, el dolor se transformo en solida entereza. Aquella mañana la defensa de la vida y sus ideas, se instalaba en un lienzo que decía- “Los queremos vivos y libres” dimensionando la persecución y la kaseria. El grito solidario se planto con dignidad y amor enfrentando la makinaria estatal de la muerte. Ese oxigeno libertario llego a cada uno de nosotros, teníamos la claridad que se repetía la formula probada y legitimidad para aniquilar rostros rebeldes. Todo dispuesto, un manto mediático, un fiscal militar experto en muerte, tortura-prisión, policías con carta blanca para matar en pos del honor institucional y la paz social de sus patrones.

En ese escenario ser valientes no bastaba, sostener nuestras vidas, las ideas y el ser fue la urgencia donde la persecución no solo llevaba los rostros de Freddy, Marcelo, Juan, muy por el contrario la arremetida tenia como blanco todo cuanto nos vinculara. Madres, hijxs, hermanxs, compañerxs, amigxs.

La verdad oficia, la escrita y difundida hablaba todo. Muerte, persecución, represión, hostigamiento, prisión.

En aquellos años ninguna prueba concreta existía vinculante con los hechos ocurridos. Con su caballito de batalla (asalto a banco-muerte a paco), lo único veraz era la decisión política de anikilar (sin juicio, sin prisión, sin importar los costos), simplemente !pasar la cuenta y ya”! Dejando instalado el ejemplo y eficacia del poder, señal inequívoca de terror para todxs quienes se rebelen a su orden establecido.

Nada de esto les resulto, sus balas quedaron en la recamara y sus discursos tuvieron que dar un giro. Hoy estamos vivos y presentes en una condición no querida como lo es la prisión, pese a ello en un escenario en el cual el entramado del poder a tenido que reinventar y afinar aplicando su razón de Estado, su decisión de anikilamiento, a puesto en movimiento toda la influencia de su clase dominante.

Una vez armado su aparataje jurídico a manos del fiscal Militar han traspasado la totalidad de su acusación ficción, bajo el subterfugio raudo de un articulo transitorio 8°, ¿Qué coincidencia? El mismo aplicado a los revolucionarios en dictadura, hoy es firmado por el empresario que administra chile (*). Con ello abalando una practica deleznable, autoritaria y con hedor a poder militar y político, juntos y operantes.

Hoy el objetivo del entramado jurídico, es lograr por todos sus medios bajo “razón de Estado” –dejarnos en prisión de por vida-(No nos asustan sus intenciones conociendo que han tenido que cambiar su decisión de muerte inmediata por prisión).

En este escenario nada tenemos que demostrar en cuanto a quienes somos. Nada tenemos que ver con sus códigos de orden institucional, jurídicos y ciudadanos de su paz civil de ricos explotadores.

Lo que si nos convoca es que a 5 años transcurridos del asalto y muerte de un paco no hay prueba alguna jurídica real que nos sitúe en los hechos de manera directa o indirecta.

Lo que sí haremos con las mismas fuerzas y entereza con que levantaron la voz nuestros seres queridos, aquella vez por nuestras vidas. Es defendernos! Es dejar de manifiesto toda su ficción, toda su manipulación, persecución y la podredumbre de sus actos.

El enemigo jamás pensó en dejarnos vivos, menos que apareciéramos del otro lado de la cordillera, así quedo demostrado frente a los ojos de una ciudadanía expectante. Que revivía en majestuosidad un operante plan condor dispuesto para nuestro secuestro del otro lado de la cordillera.

El enemigo jamás pensó en un escenario jurídico donde nuestra condición de rehenes del Estado capitalista chileno no mermaría la decisión-axion de defendernos.

El acusador es hábil en la mentira, los medios de desinformación construyen una verdad mediática, la presión política dictamina queriendo ser esto instalado como “verdad jurídica”.

Somos una parte de lo que esta ocurriendo en esta confrontación con el capitalismo, somos parte de lo imparable que vive, combate, ama y sueña.

Un abrazo fraterno incondicional y cómplice a todxs lxs que luchan

A todxs que cada amanecer es una victoria lejos del Estado Policial.

¡Abre los ojos es tiempo de lucha!
¡Solo la lucha nos hace libres!
¡Mientras Exista miseria habrá rebelión!

Juan Aliste V
Prisionero Subversivo. Cárcel Alta Seguridad. Chile.-

Articulo 8°(*):Instrumento útil, pilar de la constitución usado por la clase dominante en el resguardo de sus intereses en distintos periodos de la historia


Ago 29 2012

Entrevista con la Abogada del compañero Juan Aliste (Caso Security)

El compañero Juan Aliste se encuentra acusado de la expropiación a varios bancos además del enfrentamiento que termino con la muerte del cabo Moyano. Actualmente Juan, junto con Freddy Fuentevilla y Marcelo Villarroel se encuentran enfrentando la preparación de juicio (Momento judicial donde se excluyen y aceptan las pruebas que irán a juicio), en este contexto la defensora publica, Alvara Corvalan, abogada que tomo el caso de Juan ha dado una entrevista a un medio de Radio Oficial, que sirve para graficar que esta ocurriendo al interior de las audiencias

¡Solidaridad Revolucionaria con los compas del “Caso Security”!

Mas información de la preparación de juicio, algunas pruebas excluidas en Refractario N°2.

Abogada de Juan Aliste Vega compara el Caso Moyano con el Caso Bombas en Radio ADN
Escucha aquí:

“Lamentablemente, lo que se ha dado es lo mismo que se ha dado en el Caso Bombas. Lo mismo, una investigación tan deficiente, con tantas falencias, que los magistrados sólo se han visto obligados a excluir, porque no cumplen con las reglas legales”

http://publicacionrefractario.wordpress.com


Feb 26 2012

Palabras de Guerra

Esta es una pequeña acción con nuestros cuerpos, en la cual reconocemos la solidaridad, apoyo y complicidad con muchas y muchos.
Aquí es decir haciendo, un grito de ira contra el poder de los ricos. Rocío de libertad cubre nuestros rostros al rebelarnos siempre es el tiempo!
La solidaridad es un arma, estamos vivos y dispuestos. 8 días en huelga de hambre y años luchando contra el sistema. Con memoria, conciencia y subversión.

Mientras exista miseria habrá rebelión!!

Juan Aliste Vega.
Prisionero Subversivo.


Ene 7 2012

Palabras de Juan Aliste Vega

Muros, cercos y fronteras son arrasados con la acción consciente, con la solidaridad de clase, con la decisión individual o colectiva de combatir con todos los medios al modelo del capital, y sus estados forjadores de miseria, hambre, enajenación y esclavitud.

¡Salud y subversión!

Queridas mujeres, hombres, hermanxs libertarixs, desde aquí del otro lado de la cordillera y encarcelados en una de las tantas cárceles de los ricos del Estado Chileno, nuestros corazones laten libres al encuentro de sus acciones, al sentirnos parte de un todo en el, cual la batalla por nuestra libertad, es una más de las exigencias conscientes que nos convocan a seguir viviendo y haciendo de la lucha un reflejo cotidiano contra todo Estado o forma de sumisión.

Nuestro grito de ira se suma a los puños alzados de la revuelta, la complicidad sea fértil y eterna con los que luchan.

Queridos Compas, desde nuestra expulsión del territorio Argentino a manos de persecutores lacayos, y pese a los años de encierro, seguimos íntegros, enteros y enfrentando la maquinaria político, policial y jurídico de este gobierno de los ricos.

Ni culpables, ni inocentes, consecuentes con el pensar; prestos a desatar en la acción directa los aromas de la rebeldía, Anarquismo y Subversión. Que el brillo de vuestros ojos libertarios explote por cada rincón de la injusticia.

Gracias a todas y todos
¡Salud y Subversión!
¡Abajo las cárceles del capital!
¡Mientras exista miseria, habrá rebelión!

Juan Aliste Vega
CAS
Subversivo y encarcelado por el gobierno de los ricos.
Santiago de Chile, 07 de enero 2012


Nov 30 2011

Palabras de Juan Aliste para los presos de Conspiración de Células del Fuego

La guerra social es un asunto de clase, es una cuestión de vida que trasciende los obstáculos (fronteras) trazadas por un enemigo común, el capital con sus sistemas de dominación, explotación, represión y miseria a manos del poder de los ricos. Como rehenes del Estado chileno y su gobierno burgués de los ricos, desde las fauces carcelarias de su sociedad, nos fugamos en la complicidad libertaria de reivindicar a piel la acción directa con idea fértil de subversión desde la individualidad a lo colectivo real.

La historia se repite y la veteranía del poder para someter a los que luchan es transversal, sus maquinarias fascistas con métodos sustentados en la represión en concomitancia con policías, jueces y medios de desinformación expanden el miedo y el terror legitimando sus cárceles, asesinatos y torturas. Mas, el Estado se equivoca al desconocer el latido indómito de nuestras vidas, prueba concreta y a piel es esta complicidad de sangre que nos permite fortalecernos en la adversidad, comunicándonos, sabiéndonos, odiando juntos las mañanas y rescatando la ternura en cada gesto acción de los nuestros. Así la prisión en sus cárceles no es más que la reafirmación de todo cuanto aborrecemos, desde sus estrados, asesinos de niños y sembradores de miseria.

Queridos pares de lucha, con el inclaudicable sabor de tomar mi vida, trayendo en mi mochila la certeza de que frente a la miseria no hay libertad, pongo mis huesos para encender esta mecha, les saludo con la alegría de esta vivos, empuño mi mano, agudizo la mirada y la totalidad de los sentidos. Que el oxígeno de vuestra propuesta sea el inicio imparable de coordinación. Para empezar mis saludos, sus pensamientos son los nuestros ecos de un estruendo libertario.

Salud!

¡¡Mientras exista miseria habrá rebelión!! ¡¡Solidaridad combativa con los que luchan!!

Juan Aliste Vega, subversivo encarcelado por el Estado Chileno, acusado por la recuperación del Banco Segurity, enfrentamiento con la policía causando la muerte de uno de sus miembros y lesiones graves de otro.

Cárcel de Alta Seguridad, Santiago de Chile.


Sep 19 2011

Cuando la defensa es el campo de batalla

De cómo se vive la guerra sucia y de cómo se adquiere la condición de enemigo permanente del estado policial chileno.

1. PER SÉCULA SECULORUM (por siempre)

Contextualizo, desde la responsabilidad individual y con la ambición de compartir y así sumar en la acción directa de las ideas.

A mis 17 años cuando la transición a la democracia lucía su presentación de gala en los años 90, conocí al igual que otros tantos de manera obligada el rostro del estado chileno. Preso por ser parte activa de una organización revolucionaria. Experimento junto mi padre la enajenación brutal de la tortura, por vez primera enfrento a la potestad y pestilencia, a la cabeza el entonces teniente Roberto Reveco, en su escritorio marcial, y con un timbre de voz indefinido me informa lo delicado de mi situación jurídica: vinculado directamente a la estructura subversiva que dio muerte por enfrentamiento a un oficial de carabineros y dejó en grave estado a otro (enfrentamiento fechado en Junio de 1990, entre el MJL y carabineros de la DIPOLCAR)… Se me informa por parte del fiscal el nada auspicioso futuro: mi padre pasará muchos años en la cárcel y yo… de por vida. Sujeto a mi voluntad de colaborar, en la desarticulación de dicho movimiento, pudiendo ser en esto un gran aporte, para erradicar a aquellos que insisten en esos métodos de lucha, para acabar con “los terroristas”.

Significaba ser un informante, un colaborador, delator a protección y resguardo, batracio respaldado militar y económicamente. Seguridad para mi y mi familia, sentenció Reveco.

Esa fue la confirmación del estado y de su poder, de la soberanía que éste tiene por sobre la vida de las personas, y frente a mí el verdugo de turno: Roberto Reveco Díaz. Con la omnipotencia de dios se presentaba aquel rostro rosado, mientras en mi boca la lengua rota en inflamada, mordida por mis propios dientes en tortura, sentía sabor a sangre y el asco amargo por su persona, pero si cerraba los ojos eran castigados aún por algunos destellos eléctricos de la tortura tan inquisidores cómo su presencia.

Me pregunto cuántos luchadores sociales han de haber sido convocados a ser festín de buitres en la guerra sucia de aquella democracia que necesitaba instalarse para empezar a hacer de las suyas.

Yo por mi parte, incomunicado y en celda de castigo, cada 5 días tenía el mismo tipo de entrevista con el fiscal militar, pero un poco mas escueta, engrillado contemplaba mi propia escena:
-¿Lo pensó?, ¿va a colaborar?
– no
– devuélvanlo al castigo, e incomunicado, está despachado.

2. A POSTERIORI (ascender del efecto a la causa)

Mi decisión de no delatar a compañeros organizados, decididos, que se jugaban hasta los huesos, por un “algo distinto” en este país chile. Una revolución, un alzamiento, cambio medular de los pilares que sustentaron la dictadura y seguía desafiantes e incólumes en la “transición a la democracia” (ya vendría la alegría).

Muchos fueron los corazones rebeldes y las pieles indómitas de mujeres y hombres que olieron su farsa y dieron lo mejor de sí en un sueño justo de vida. En esos años intensos rostros valientes en el combate se convirtieron en estrellas. Yo, afortunado de seguir parado y no tan sólo respirando, asumo la prisión para muchos años de mi vida, pero aunque sólo fuere un día la prisión es la expresión más alta -quizás es la más baja- de la represión a un pueblo o movimiento; que tan sólo es superada por la muerte.

Mi negativa truncó el paso de la bota militar del fiscal, para mi significó reafirmar, con toda la entereza que podía mi alma, que el sol no se vende, que la lluvia no se puede comprar, tampoco los colores, ni los dolores, menos aún mi alegría. Luego del castigo, unos meses de prisión para mi padre y para mi… 17 años de cárcel a firme bajo la rubrica de Reveco Díaz. Engroso entonces la prisión política, y soy declarado un enemigo más del estado.

3. MODUS OPERANDI (Método habitual de actuar)

Entre otros, Reveco Díaz ya tenia en su experiencia el saber enajenante de la tortura, la desaparición, la prisión y la muerte como herramienta en su deber ser político. Formado y alineado en la cofradía militar ha sido en el pasado y presente, uno de los encargados de articular ejecutiva y eficientemente los medios represivos “jurídico-militares”, persiguiendo, aniquilando, confinando.

Los burócratas de todos los ámbitos -omnipotentes- definen amplias funciones para los órganos policiales, respaldando acciones hamponescas, dotando de potestad al aparataje criminal, que mata impune, impone juicios y lógicas en la “opinión pública”; se vuelca entonces toda esta energía en contra de las organizaciones revolucionarias, arrasa con vidas de mujeres y hombres lindos, con sus hijos y entornos más cercanos.

El dispositivo represivo, afinado y presuntuoso, va cumpliendo su mandato al pie de la letra, con carta blanca para los mismos de siempre, los celadores del poder de los ricos, a veces se llaman DINA, CNI, ANI, DIPOLCAR, OS7, OS9, SIP, PDI-BIPE, o como venga a llamarse en el futuro, los mismos con ellos mismos, sin limitaciones en recursos, usan sus entrenamientos antiguos para ser estamentos ejecutores de la política de exterminio a cualquier hálito de rebeldía. Ante una brizna de subversión del orden establecido, la verticalidad de mando (del rey-presidente para abajo, desde el dios-capitalista hasta el patrón-valor-moral-conservador) defenderá a través de ellos las cuotas de poder que han alcanzado en todo perímetro y superficie.

En la plaza pública somos escarmentados, se cierra el ciclo de represión y exterminio del pueblo organizado, del pueblo descontento, antisistémico, del pueblo mestizo-mapuche, del pueblo hombre-mujer con identidad. La orden marcial irrefutable y contundente recaía sobre los combatientes populares:
– prisión o muerte.

4. EXEQUÁTUR (ejecútese)

Ahí confluímos de manera transversal entre batallas, victorias y derrotas, entre hermanos contábamos a militantes del MIR, del FPMR y el Lautaro.

Rescato la entereza de los compas libertarios de siempre, de esos que se jugaron lo mejor de sí por alcanzar una bocanada de aire con aroma y de luz con color.

De mi parte me pasé 12 años de prisión efectiva, habiendo sido condenado a 17, pero no fui indultado, la vía del indulto presidencial no fue mi forma de salir de la cárcel, y hago éste reparo porque en los medios de comunicación se le dio uso a mi detención para manipular el ejercicio del indulto, para arrogarse cierta ventaja. Mi salida de la cárcel fue un proceso de beneficios carcelarios, un cambio de la medida cautelar de prisión efectiva por la de la libertad vigilada,… yo seguí cumpliendo la condena de 17 años impuesta por aquel tribunal militar.

Reafirmé con 12 años de mi vida una decisión, y las personas justas deben manejar con firmeza éste hecho, no recibí ningún regalo del estado.

5. ALEA JACTA EST (la suerte está echada)

La condición de enemigo del estado primó por sobre los discursillos de democracia y reconciliación, el año 2004, y viviendo la reclusión nocturna que correspondió a ese momento en el cumplimiento de la pena, fui vinculado por organismos de carabineros a una serie de atracos bancarios, cuyos objetivos responderían a la re-articulación militar del extinto Movimiento Juvenil Lautaro.

Vuelvo a ser encarcelado bajo estos cargos y acusaciones, siendo imputado por 3 robos a mano armada, por los 8 meses que duró la investigación: 8 meses de prisión en la penitenciaría de Santiago, 8 meses de encierro, 8 meses de allanamientos vejatorios a mis familiares, 8 meses que truncaron un año de mis estudios universitarios, 8 meses que se tardaron en confirmar que a la misma hora en que se cometían los robos yo estaba cumpliendo con al medida cautelar que me regía.

Fui absuelto de aquellas imputaciones, pero salí en esa oportunidad con la oscura certeza de que no habían terminado de pasar la cuenta, más que nunca sentí la omnipotencia del aparato estatal, la capacidad de montar jurídico-policialmente una verdad en los medios, en la opinión pública, y hacerse cargo de la vida de un otro, extrañamente nunca lo había tenido tan claro.

La osadía de revelarse, de organizarse, aún en pasado, era mérito suficiente. De ninguna forma los organismos encargados físicamente de ejercer el control social iban a olvidar que había sido encontrado culpable por el aparato jurídico militar de participar en un enfrentamiento donde murió un carabinero, y otro quedó lesionado.

La reconciliación era no más que una prédica al servicio del poder, funcional a quienes detentaban los gobiernos, utilitaria a los dueños de todo.

… Así el tenor de los tiempos de la libertad vigilada, entre el año 2002 y gran parte del 2007 la rutina era el control, control de mi casa y mi familia, control de mis amigos, control de mi estudios y trabajo. Luego de la evacuación de un informe técnico de gendarmería pude acceder a la firma quincenal, ya no dormía en prisión, pero era vívida la imagen del montaje policial del 2004. “Libertad vigilada” en su mayor literalidad, obligaba mi cotidianidad a la repetición de todos los actos.

6. DEFACTO (De hecho)

Luego del 5 de noviembre de 2007 y en relación a los hechos sucedidos el 18 de octubre de ese año, la orden del gobierno de los ricos era matarnos, para esto pusieron en movimiento todo su aparataje estatal, un impresionante despliegue mediático, exhibición y sobreexposición de imágenes fotográficas a nivel nacional e internacional. Hubo avances noticiosos constantes durante el día, noticiero de mañana, tarde y noche, entrevistas, reportajes.

Toda una batería de imágenes fotográficas con nuestros rostros acompañados de un discurso gubernamental completamente homogéneo y transversal situándonos en los hechos acaecidos y lapidándonos con la responsabilidad absoluta, minutos, horas, días, semanas, meses siendo juzgados y sentenciados para así contar no solo con responsables sino también con la legitimidad pública para ser acribillados por las balas del estado policial.

Jurídicamente somos un “cacho”, ya que nunca estuvo presente en el interés del estado policial encarcelarnos a partir de los hechos del 18 de octubre de 2007, articularon sin escatimar medios de ninguna índole un escenario llano y favorable para nuestra persecución y aniquilamiento, después de todo, por nuestra condición de rebeldes, de combatientes no quedaría ningún ápice de duda en la opinión pública de que nos resistimos vorazmente, que -armados hasta los dientes- nos enfrentamos a sangre y fuego con nuestros persecutores. Ya muertos se cumplía a cabalidad con lo exigido por el poder. Y entre nosotros una sóla convicción; la de ser amigos, compañeros y hermanos.

Nada es casual en esta persecución, ni Marcelo ni Freddy son ciudadanos ordinarios para el estado chileno cada cual con su particular historia de vida:

En el caso de Marcelo nos une una amistad interrumpiada sólo por los ciclos de la prisión pero que ha tenido entereza de vida, compañeros en una idea militante que no me cabe duda alguna que conoció lo mejor de nuestras fuerzas, hermanos de mirada y piel compartimos el proceso de prisión por muchos años, su realidad y condición para con el estado policial chileno no dista mucho de mi condición, es esta historia rebelde, conciente en la sangre que representa a través de una actitud y una idea… también ha sido reprimido, controlado, perseguido e incluido en este montaje policial. Cuyo objetivo principal no era de ningun modo la prisión, sino que todo apuntaba hacia el aniquilamiento físico por parte de las policías. La idea de ser ejecutado en cualquier esquina se hace tangible con este nivel de persecución.

Mientras Freddy, fue uno de los tantos familiares asistió a la prisión política, arraigado familiarmente en una de las organizaciones revolucionarias más significativas de nuestra historia, el MIR, la cárcel de los 90, nos unió en una gran amistad. También sobre él estaba explicitada ésta pena de muerte.

La orden del gobierno era matarnos, con esa certeza: huí.

7. DUM VITA EST (donde hay vida)

Esta vez se equivocaron, y no porque les faltaran ganas o medios. Su error se centró en conocer la fortaleza de nuestras razones de vida. La misma fortaleza que nos tiene de pie y defendiendo nuestro derecho a seguir viviendo entre los nuestros.

En la clandestinidad la identidad de uno se convierte en una peste o una calamidad, una especie de cataclismo de la personalidad, en donde se conoce lo peor del otro, se conoce el cinismo y la hipocresía, el aprovechamiento y la pequeñez.

Lo mismo se conoce la nobleza, la luz de algunas almas sinceras que aman la vida, la libertad y la justicia. En mi particularidad me encontré con paisajes humanos que no imaginé nunca antes, y la naturaleza fue nuestra mejor aliada, mi clandestinidad fue de mar, monte, lluvia y tormenta, fue de cielo y flor de primavera, fue de amor y risas de niños condenados a dar una alegría.

8. CORPUS DELICTI (Cuerpo del delito)

Por ser lo que somos, tal es la aversión del estado que designa a un militar fogueado en la persecución de los revolucionarios. En manos del fiscal Roberto Reveco Díaz salvaguardaban el accionar de cualquiera de las policías del estado chileno.

Fui detenido el 9 de Julio, En su orden les era irritante, portaba una verdad insoportable: estaba vivo. hacia el 22 fui secuestrado por los cuerpos policiales chilenos y argentinos.

Reveco y los presidentes de turno firmaban día a día solicitudes de expulsión desde argentina, primero para Freddy y Marcelo, luego sería yo el expulsado bajo las mismas irregularidades. Pasando por sobre sus propias leyes, suscritas internacionalmente respecto al asilo por persecución y razones políticas. Bajo el mismo tenor de la macabra operación cóndor fuimos secuestrados en un ejercicio de poder y coordinación entre intereses comunes de represión y muerte que nada tienen que ver con sus discursos públicos entre ambos países.

Basta una llamada telefónica presidencial de un gobierno de derecha que comparte su mesa con los militares, a una mandataria supuestamente demócrata de argentina, para así borrar de un zarpazo todos los convenios y tratados firmados por argentina en los ámbitos de extradición-refugio y asilo, así también todos sus públicos discursos mostrados al mundo en el bicentenario en materia de derechos humanos.
Violando todos mis derechos y la legitimidad de un proceso de extradición formalizado por el juez de Lomas de Zamora, segundo tribunal en lo penal (Bs. As: Argentina). Fueron vulnerados con una práctica supuestamente extirpada de la sociedad argentina: el secuestro, legitimado por un ente autónomo operante (ministerio de emigración) bajo la figura eufemística de la expulsión.
Una vez en chile y en un perverso raconto de la historia de este país me encontré en el cuartel Borgoño, La casa de Roberto Reveco, quien fue actuario de Fernando Torres Silva, el fiscal militar de Pinochet que tuvo a su cargo decenas de procesos en contra de prisioneros políticos de la dictadura. Vinculado con agentes de la CNI Reveco ponía su arma sobre el escritorio y continuaba la intimidación a que eran sometidos en el Cuartel Borgoño hombres y mujeres maltrechos, demolidos física y moralmente, recién salidos de los centros de tortura santiaguinos.

En el cuartel Borgoño esperé la doble formalización, también venía maltrecho de pasar por los centros de detención argentinos, donde como cachorros de hienas se entrenaban en tortura los celadores trasandinos.

Quedaron atrás solicitudes tramitadas de asilos políticos en la comisión para el refugio argentina, con sus respectivos respaldos en forma y legalidad, lo real es que fuimos secuestrados institucionalmente y puestos en chile ante los tribunales militares.

-Al aislamiento- fue de nuevo el castigo, estuve 6 meses en el módulo de Máxima seguridad de la CAS, y gendarmería pretendía a través de sus abogados hacerme cumplir un año entero en esas condiciones que tanto cuesta narrar, aún más recordarlas.

9. DE JURE (De derecho)

Este aberrante hecho de un doble juzgamiento por parte de instancias militares a civiles para la administración burguesa se hace incómodo e insostenible.

El costo político era mayor, estábamos vivos, nunca fue concebido así, había que ordenarse, entonces rápidamente el equipo jurídico de confianza del poder debe enmendar el rumbo y asegurar pública y políticamente nuestra condena jurídica.

Este golpe de timón se concentra en dos ámbitos fundamentales; primero el factor Reveco, sus secretarios y sus policías para asegurar nuestra prisión sin escatimar, aparecen así en el proceso una jauría que por unos pocos mendrugos están dispuestos a todo; el segundo ámbito es un proyecto de ley de carácter urgente y bien orquestado en el cual se fortalece la reforma procesal penal con la dedición de que ningún ciudadano civil será juzgado por los cuestionados tribunales militares no sin antes asegurar técnicamente, que todo aquello relacionado con sus intereses y sus veladores queden absolutamente resguardados.

El resultado es un cuerpo legal en Chile, donde el atentar contra la propiedad privada es siempre más oneroso que casi cualquier otra acción, digo casi, porque sólo es peor atentar contra los celadores del orden y la propiedad.

La receta probada y comprobada por el estado no es nueva, pero si altamente efectiva, directriz que articula el fiscal militar, dotando a las policías, a las inteligencias de herramientas de guerra sucia (oficina, ANI, infiltrados, testigos sin rostros, protegidos, peritos serviles a las fiscalías, larguísimas prisiones preventivas, cárceles de seguridad máxima donde la deprivación sensorial se aplica como tortura, torturadores uniformados).

Esta estructura criminal organizada que opera al alero de la ley, se complementa a la perfección con un bombardeo mediático de proporciones, siendo los medios de comunicación catalizadores de la legitimidad de la persecución, tortura y muerte si es necesario de los “enemigos de la sociedad”.

En la médula de la masa quedan instalados el respaldo a estas acciones: la impunidad; y la indolencia es el tenor ante la violencia del día a día, silencio ante una realidad erigida en alta definición y fabricada con reportajes de domingo.

Los pobres somos desechables, tan sólo delincuentes desalmados, las organizaciones cooptables o destructibles, los rebeldes son anarquistas… y si se juntan dos antecedentes de los anteriores: somos terroristas. El orden comercial requiere esta reacción para mantener la enajenación, el consumo, la mercantilización de la vida.

10. AD ASTRA PER ASPERA (Hacia las estrellas a través de las dificultades)

Hoy nuestro objetivo es salir de la cárcel, vivir entre los nuestros, intentar recuperar un tanto de vida que se nos ha extirpado.

No estamos desesperados sino decididos, la verdad nos entrega la tranquilidad que necesitamos, la reflexión devela los caminos y las posibilidades, la compañía de los nuestros nos dota de fuerza, el apoyo de las personas justas y nobles de todos los ámbitos nos dará una victoria sobre esta gran farsa que han llamado “caso securirty”.

Podemos acusar una serie de irregularidades, pruebas incongruentes, testigos inducidos, torturados para hacer concreta la inasible fantasía que presenta la fiscalía, que sabe que científicamente no puede probar que estuve en ese lugar, ni las pruebas de ADN no las físicas revelan que fui herido de bala, como declara judicialmente y en los medios de circulación nacional el funcionario de la fuerza pública que no reconoce el principio de inocencia presente en las mismas leyes que representa.

A DIFERENCIA DEL ESTADO POLICIAL Y LOS JUECES MILITARES PUEDO PROBAR SU CONTROL, PERSECUCIÓN, REPRESIÓN Y FINAL MONTAJE SOBRE MI PERSONA, Y POR CONSIGUIENTE MI NULA RESPONSABILIDAD EN LOS HECHOS ACAECIDOS ESE 18 DE OCTUBRE EN LAS CALLES CÉNTRICAS DE SANTIAGO, … Esa es hoy la batalla.

Juan Aliste Vega


Ene 20 2011

La inquisición moderna, hornos y hogueras del estado burgues

La inquisición de los ricos, donde los pobres hoy siguen ardiendo en sus hogueras -prisiones. Al Estado Capital no le basta con la represión, la tortura, los montajes,la droga o el encarcelar a todo lo que huela a pueblo.

Ya no les basta; han legitimado no solo la injusticia social, las cárceles y su discurso de guerra a la “delincuencia”, también han hecho de los derechos humanos un rentable y cómodo discurso mediático, el que se prostituye en los tratados internacionales, junto al show de los mineros.

En chile se tortura!, que no tiemble la voz ni se desvie la vista, la tortura es la medula represiva de este pais, voluntad de los ricos. Mas policias, ignorancia constante, mas consumo, T.V. encendida, mas carceles, inconsciencia, miseria, prisioneros… Un coctel experto para el sometimiento de las vidas. Los ladrones-empresarios dueños del pais, gestores de miseria, los genocidas-torturadores-asesinos, los pedofilos, politicos y militares, militares, toda una cofradia, una casta en concomitancia, donde el vocero publico desde su estrado anuncia la guerra y sus batallas, ordena a los celadores de sus bolsillos, aleonando actos de represion y los sabuesos arremeten contra los pobres, la “delincuencia”, como chivo expiatorio, los presos de una sociedad injusta, son el blanco de la defensa de su modo de vida de magnates, sustentada en la desigualdad y miseria de millones, en la violencia permanente entre pobres y marginados.

El Estado remunera la tortura, el asesinato, cada quien con su tajada y trato especial a los que se encuentran en el eslabón mas putrefacto de su cadena. Lacayos, esbirros, carceleros, cuyo accionar ocultan bajo un manto de funcionarios públicos, si hasta tienen sindicatos supuestos trabajadores ¡como si torturar, violentar, reprimir, someter, mentir sin trepidar, fueran valores de la clase trabajadora!

Simples siervos del poder del Estado, de los ricos. Uniformados y armados de palos: escudos; perros; gases: desatan día tras dia sus frustraciones; traumas; ignorancias y complejos; humillando; torturando; aplicando vejaciones de forma sistemática; habitantes voluntarios de las fauces de sus mazmorras; violan sistemáticamente los derechos humanos del pueblo pobre encarcelado; de las familias; amigos y todo el entorno que se acerque a los barrotes a dar vida; luz y ternura a los suyos prisioneros: aquella mañana de diciembre; la fila de visita no avanzo; el tiempo se detuvo bajo un manto cruel de humo asesino que envolvía el amanecer ocultando la luz del sol y deteniendo el latir de 81 corazones; los que en un grito-suspiro de vida recorrieron por vez ultima los rincones y esquinas de la población donde crecieron, jugaron mirando el sol y olfateando la violencia de la desigualdad social, pese a estar bajo el mismo cielo, jugando a la pelota en la cancha del club, viendo amanecer, pololeado en un poste mirando la luna, enamorándose, cambiando el estudio por sobrevivencia, encumbrando un volantin, tomando cerveza, siendo hijo, hermano, padre, pareja, nieto, amigo, transitaron por sus calles y pasajes, sus ojos se cerraron y las estrellas brillaron. No bastaron las palizas, los abusos, una venganza miserable ejecutada por un puñado de carceleros que los dejo morir.

Escribo con bronca, con ira popular despreciando la posición desclasada de esa tropilla lacaya de gusanos serviles, al mando de los ricos por una migaja mensual, mas un bono y una nota de merito, ¡los dejaron morir!. Responsables directos, convencidos de que su bienestar económico lavara sus conciencias manchadas con sangre. Que no sorprenda cuando la vocería de los ricos señale como culpables al fuego y los presos, cuando condecore a los asesinos y resuelva todo con mas cárceles. Que no sorprenda y que se entienda cuando la rebeldía popular estalle.

Juan Manuel Aliste Vega
Prisionero Político, CAS-MAS, Enero 2011

Ene 5 2011

La Batalla de los Sentidos

“Los campos de concentración y exterminio creados con la desquiciada intención de destruir vidas, mentes y físicamente”.

Parece un párrafo del pasado, de alguna guerra en blanco y negro, guión de otros tiempos, disociado de un presente cuyo norden social es ejemplar.

La democracia funciona y la cárcel es uno de los pilares donde se sustenta el estado, consecuencia de un sistema injusto y profundamente desigual. La representación y el reflejo cruel de un modelo represivo aplasta al pueblo pobre, encarcelándolo, haciéndolo prisionero para su control y exterminio.

Todo huele a cárcel, no sólo al hedor de la prisión, también las calles, sus escaleras, las cámaras, el micro, el metro, el liceo, la universidad, el trabajo, los hospitales; todo un modelo incrustado, legitimado, impuesto.

Lo nuevo llega de la mano de la democracia de los ricos, amparados en un discurso-estrategia que criminaliza y estigmatiza la pobreza. La delincuencia y el rentable negocio de las cárceles se posesiona de los nuevos tiempos políticamente. El estado represor, perpetuador del status quo que garantiza extrema miseria y extrema riqueza, responde con más represión y más cárceles, concesiones privadas en estructura y funcionamiento.

La cárcel es entonces un negocio redondo, es más rentable que la inversión del estado en vivienda o educación. Un preso es una inversión segura en lo económico y un laurel en lo político, así la concesión en manos de privados hace prósperos empresarios a aquellos que lucran con crueldad, con las vidas de los pobres, con la garantía de recibir un pago fijo y sin retraso por cada preso encerrado en sus modernas mazmorras. En Chile los presos somos producto abundante para las hienas del empresariado.

Sus métodos y la batalla de los sentidos

El aislamiento como arma de venganza, trato inhumano y degradante. Manejan a la perfección sus efectos letales (tienen expertos en medicina y sicología que lo afirman). La máxima seguridad es una cárcel dentro de otra cárcel, donde el siniestro juego de los sentidos y sensaciones lo dan por ganado de antemano, controlando al máximo las posibilidades del cuerpo y la mente: apuntan a la destrucción lenta de los convicciones, de las ideas, de nuestras rebeldías y sueños, de nuestras alegrías, amores, de nuestra vida.

El aislamiento es una forma enmascarada y vil del estado para aplicar la pena de muerte, condena que se hace efectiva cada vez que un preso muere, lo constatamos con la cruda, triste, enterrada, oculta cifra de un preso muerto por semana en las cárceles de este país.

Toda muerte en una cárcel es un crimen impune, cuyo responsable ineludible es el estado, su gobierno de ricos, y su herramienta de control social, sistema criminalizador de pobres, así generan las condiciones para que esto suceda.

Un encuentro internacional sobre los derechos humanos realizados en Holanda en diciembre del 2022, concluye que: “El aislamiento es una de las formas más extrema de represión, algo comparable con la tortura física o el asesinato, un medio para destruir las ideas en general y las políticas en particular, una tortura blanca concebida para eliminar al preso”.

Los aspectos del desquite y el ensañamiento también son parte del sustento de la aplicación del aislamiento por el sistema penitenciario, la venganza de la máquina de dominación contra los que luchan, los que se resisten y rechazan la sumisión.

Ahora dotemos de piel y tacto lo que antes describimos en palabras y conceptos, démosle calor a lo que puede ser un mero discurso:

Estuve encarcelado 12 años, luego controlado por el sistema de libertad vigilada, casi seis años más, hasta que asumo la clandestinidad, luego de tres años en esta condición soy capturado en argentina y trasladado bajo un secuestro que reeditó las prácticas del plan Cóndor a Chile. En la actualidad estoy siendo juzgado por la fiscalía militar y la justicia civil. Escribo estas líneas recluido al interior de la Cárcel de Alta Seguridad, el CAS, y a su vez en una sección especial denominada Máxima Seguridad, el MAS. Aquí permanezco encerrado 22 horas diarias en un paralelepípedo de cemento y fierro cuya base mide 2×3 metros, todo blanco, tiene wáter, ducha, luz artificial y una radio.

Tengo una hora bajo el cielo de un lugar al que difícilmente se le puede llamar patio, superficie de 6×5 metros rodeada de murallones de hormigón. Accedo dos y media hora por semana a una visita directa con un ingreso máximo de cinco personas, sólo familia, esta instancia se lleva a cabo en un estrecho pasillo subterráneo que gotea aguas del desagüe del primer piso. Vivo en la planta baja de este complejo, completamente solo, a pesar de que hay 8 celdas de similares características, éstas se mantienen vacías desde que estoy aquí, el pasillo tiene 4 cámaras, soy custodiado las 24 horas, en turnos de 8 hora 3 gendarmes tienen la dedicación exclusiva a mi vigilancia. El allanamiento es constante cada vez que entro y salgo de la celda. Todo tipo de cartas o información debe ser autorizada, tanto la que entra, como la que sale, nuestras cartas de amor, amistad o hermandad son escaneadas y almacenadas. Todo libro que reciba debe ser original (nada de fotocopias, ni separatas, ni ediciones autónomas o piratas), los utensilios todo de plástico, la comida está restringida a tres frutas, los colores que puedo usar para imprimir las imágenes presentes en mis recuerdos o a mi imaginación son limitadas al marfil, los grises y negros, los olores se restringen al de humedad y más humedad.

Los allanamientos de las visitas son excesivos y fuera de norma, nuestros cariños, alegrías, lágrimas, besos, caricias de amor son observados y controlados a través de cámaras y oídos atentos de gendarme en el maloliente pasillo. A este aislamiento se suma la imposibilidad de hacer el amor con mi compañera, esta es la única cárcel de Chile que no tiene visitas conyugales, nos anulan la capacidad de amar. Así también éste enfurecido castigo trasciende a nuestros hijos, ya que los espacios no presentan la mínima condición digna, ni siquiera higiénica para adultos, aún menos para los niños, nuestros adorados hijos.

HOY HABLAN DE NOSOTROS

Acerca de los hecho del 8 de Diciembre

Cadena nacional, radios que interrumpen sus clásicos, Televisión pone pausa a los créditos de consumo a la navidad de mercado, a sus rostros y tetas.

La portada de los diarios no trae la foto de la copa libertadores.

Hoy hablan de nosotros, los pobres, los marginados. Internet se copa de imágenes, el mundo se entera de que en Chile no solo hay mineros, las páginas del mundo nos sitúan dentro de los 3 primeros.

Hoy hablan de nosotros hasta en nombre de dios y no solo de uno, está el dios presidente, el ministro, el dios especialista.

Hoy hablan de nosotros los pobres, los desadaptados, aún no salía el sol y la sonrisa desquiciada de los carceleros coronaba su posición pestilente al servicio de los ricos, sus carcajadas, su actitud fueron combustible que potenció las llamas, infierno que calcinaron de forma cruenta la vida de 81 padres, hijos, hermanos, parejas.

Esta vez no hubo ningún rescatista, esta fueron 81 vidas.

Hoy hablan de nosotros los pobres, los presos de chile.

Juan Aliste Vega

Subversivo encarcelado por

el gobiernos de los ricos